diumenge, 25 de setembre de 2005

Obrir la porta (adequada) a somriures inesperats o habituals, i no oblidar-se de respirar (només pel que pugui ser)



Jason

"Muere lentamente quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre blanco,
los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no arriesga lo cierto por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite,
por lo menos
una
vez
en
la
vida
huir de los consejos sensatos.

Estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor
que el simple hecho de respirar"


Pablo Neruda


Un somriure a ulls clucs