diumenge, 2 d’octubre de 2005

Testimoni quasi en silenci



mermaid

"Marthe de quien estas viejas paredes no pueden apoderarse,
fuente donde se refleja mi monarquía solitaria, como podría
olvidarte nunca si no tengo necesidad de recordarte:
eres el presente que se acumula. Nos uniremos sin tener
que abordarnos, que prevernos, igual que dos adormideras
forman en el amor una anémona gigante.
No entraré en tu corazón para limitar su memoria.
No retendré tu boca para impedirle entrabrirse
al azul del aire y la sed de partir. Quiero para ti la libertad
y el viento de la vida que atraviesa el umbral de siempre
antes de que la noche se vuelva inencontrable."


René Char, traduït per Jorge Riechmann


Un somriure d'Ulises